¿Qué es Quiero Crédito?
...............................................
Requisitos
...............................................
Tramitación por Internet
...............................................
Pago de las Cuotas
...............................................
 
 

Sistema Frances

 

 

CREDITOS HIPOTECARIOS - OFERTA RESTRICTIVA

El sistema francés, el más usado

Es el que más ventajas presenta desde el punto de vista comercial porque en las primera cuotas se paga más interés que capital

Si bien existen numerosos sistemas de amortización, entre los más conocidos y utilizados se encuentran el alemán y el francés.

Tanto en el sistema alemán (SA) como en el francés (SF) la cuota que periódicamente abona el deudor a su acreedor tiene dos componentes: una parte destinada a amortización de capital y otra en concepto de interés, por el uso del capital prestado.

“En ambos sistemas el cálculo del monto a erogar en concepto de “interés” es el mismo: a título de ejemplo para el caso de un préstamo que se repaga con frecuencia mensual, debe multiplicarse mes a mes la tasa de interés pactada por el saldo de la deuda al final de cada período”, explica el economista Eduardo Robinson.

La principal característica del sistema alemán (SA) es que en todas las cuotas la parte destinada a amortizar capital es igual, mientras que los intereses son decrecientes. Esto determina que la cuota total sea a su vez decreciente.

En el sistema francés, en cambio, lo que se mantiene constante es la cuota total, variando la proporción de capital e intereses de cada cuota. En las primeras cuotas se amortiza proporcionalmente menos capital que en las últimas, o dicho de otra manera, en general, en las primeras cuotas se paga más intereses que capital. Esto depende del nivel de la tasa de interés pactada: cuanto mayor es la tasa menor será la proporción de capital cancelado en las primeras cuotas. Un ejemplo puede clarificar el punto: en un crédito a 60 meses al 12% de interés anual, en la primera cuota la amortización de capital representa el 55% de la cuota. Pero si la tasa es del 6% la proporción del capital aumenta al 74%.

En los últimos años, en la mayoría de los préstamos hipotecarios otorgados por el sistema financiero en Argentina se utilizó el SF con tasa variable, siendo el SA de uso bastante menos frecuente.

“Desde el punto de vista comercial el SF presenta algunas ventajas: dado que en las primeras cuotas se paga proporcionalmente más intereses que capital, para el acreedor resulta más atractivo desde el punto de vista de la presentación contable de los beneficios. Además, dado que las cuotas son iguales resulta intuitivamente atractivo para el deudor. Por otra parte, a iguales tasas y plazos las primeras cuotas del SF son inferiores a las del SA favoreciendo el acceso al crédito, mediante una relación cuota/ingreso más baja. Esto es especialmente importante cuando se evalúa la capacidad de pago del deudor, ya que una cuota más baja resulta más fácil de pagar”, advierte Robinson.

Un aspecto que suele señalarse como una de las ventajas del sistema alemán es que resulta especialmente atractivo para quienes prevén cancelar anticipadamente su préstamo, es decir que desean adelantar el pago de algunas cuotas. Dado que en el SA la amortización de capital es relativamente más acelerada que en el SF, si un deudor supone que dispondrá de mayores ingresos en el futuro el SA le resultará más conveniente.

¿Sistema francés o alemán?

En las líneas de créditos hipotecarios existen dos sistemas para amortizar el capital de un préstamo: el francés y el alemán.

En el sistema francés, las cuotas son fijas y se mantienen iguales durante todo el plan. Durante las primeras cuotas se paga más interés que capital. Por eso, si el crédito obtenido permite la cancelación de cuotas de adelante hacia atrás, se podrá reducir mucho del interés.

El sistema alemán, en cambio, tiene cuotas escalonadas. La primera es la más cara y va bajando mes a mes. La amortización de capital es más alta al comienzo del plan y se pagan los intereses sobre el saldo.

Esto hace que el sistema no sea conveniente si se piensa cancelar rápido, porque en las primeras cuotas se paga el interés sobre todo el capital.

En comparación, un préstamo tomado con el sistema francés puede resultar hasta un 20% menor que la primera cuota de un plan con el sistema alemán.

Y, al revés, la última cuota de este último sistema puede ser hasta un 40% más barata que la última del sistema francés.

Los operadores dicen que ni uno ni otro sistema es mejor o peor, y dependerá de cada cliente. Para quienes consideren que sus ingresos serán estables en los próximos años, pueden tener algunos beneficios con el sistema alemán. Y quienes tengan expectativa de crecer, el sistema francés es más recomendable.

 

 
 

 
 
Home | La Empresa | Prestamos | Requisitos | Solicitar Ahora | Contacto